Los cigarrillos electrónicos o sistemas electrónicos de administración de nicotina (SEAN) son dispositivos que no queman ni utilizan hojas de tabaco, sino que vaporizan una solución de nicotina que seguidamente inhala el usuario. El prototipo más común de estos sistemas son los cigarrillos electrónicos, cuyo uso ha dado en llamarse «vaporeo» o «vapeo». Algunos tienen la apariencia de los productos del tabaco convencionales (cigarrillos, puros, puritos, pipas, hookahs o shishas), pero también se fabrican en forma de artículos de uso cotidiano, como bolígrafos, memorias USB y dispositivos de mayor tamaño, rectangulares o cilíndricos.

Los componentes principales de la solución, además de la nicotina, son el propilenglicol y la glicerina vegetal. Las soluciones y emisiones de los SEAN suelen contener también otros productos químicos y diversos aromatizantes.